¡Theo ya es uno más en el grupo!

Theo Hernández es a día de hoy la única incorporación del nuevo Real Madrid en UCLA. En estos primeros días, ya se ha comprobado que el francés promete guerra y ya se ha visto que le sobra descaro, velocidad y una gran manejo de pelota en los primeros entrenamientos. Es Zidane quien tiene que gestionar la rotación. Por la cabeza de Theo pasa jugar muchos minutos, consciente de los galones y el rendimiento de Marcelo.

Theo Hernández

Pero sí por algo el francés decidió apostar por el Madrid en contra de otras propuestas que le aseguraban incluso más minutos, es porque su deseo era triunfar de blanco y sabe que con el método de Zidane lo puede hacer de igual forma. Puede que necesite más tiempo, pero cree que ya este año va a tener un papel protagonista como ha sido el caso de otros jóvenes a las órdenes de Zidane, desde Asensio, que ha triunfado en su primer año sin ser titular, o Lucas Vázquez. Y ese es el espejo en el que se mira el zaguero, consciente de lo que tiene por delante, a un Marcelo incuestionable en los últimos años.

Ya es uno más

Theo no ha necesitado mucho tiempo para adaptarse. Todos lo han recibido de maravilla, incluido el propio Marcelo, como uno de los capitanes y uno de los jugadores que más grupo hace por su facilidad para transmitir alegría y buen ambiente en el grupo. Se le ve especialmente con los más jóvenes, con su compatriota Luca Zidane, o con alguno de los Juveniles de Guti a los que ya se enfrentó como rojiblanco en esa categoría y que conoce bien.

En pocos días, el 20 de este mes, tendrá también a su lado a Marcos Llorente, con quien ha compartido vestuario en el Alavés esta última temporada.

Desde hace varias temporadas, la zona izquierda de la defensa del Madrid era la que se salvaba de las rotaciones, pero este año puede cambiar con Theo. Ni siquiera Zidane, que se ha cansado de mover el banquillo, ha podido hacerlo ante los problemas de Coentrao, que se ha marchado cedido al Sporting de Portugal, y si el club tenía claro que había que doblar un puesto, ese era el de Marcelo. Porque por esa zona cojeó el Madrid en los últimos años, encomendado a veces en exceso al genial brasileño.

Fuente: Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *