Estos son los 6 problemas de salud que generan los refrescos light

¿Son los refrescos light malos para la salud? ¿Realmente ayudan a perder peso? Varios investigadores aconsejan que los médicos y enfermeros deberían alertar a sus pacientes de los peligros de los refrescos light, al igual que lo hacen con los azucarados. Susan E. Swithers, profesora de ciencias psicológicas y neurocientífica dice que habría que disminuir la ingesta de todo tipo de edulcorantes, incluyendo los que no tienen calorías.

peligro-beber-refrescos-light-696x364

Susan examinó una serie de estudios recientes con el objetivo de responder a una pregunta: “¿Son malos los refrescos light?” El 30% de los adultos y el 15% de los niños consumen edulcorantes artificiales como el aspartamo, la sucralosa o la sacarina.

Los edulcorantes artificiales parecen confundir la capacidad natural del cuerpo para manejar calorías a base de probar algo dulce. La gente tiende a abusar de ellas, incluso si se se trata de refrescos light.

Las personas que consumen edulcorantes artificiales son dos veces más propensas a desarrollar síndrome metabólico.

Estos son algunos de los problemas de salud que genera el consumo de refrescos light:

1- Depresión

Beber más de cuatro latas de refrescos diarios está ligado a un riesgo de un 30% más alto de sufrir depresión. Por otro lado, el consumo de cuatro tazas de café al día parece ofrecer efectos protectores, disminuyendo el riesgo de depresión en un 10%. El riesgo además parece ser mayor en las personas que beben refrescos light en comparación con los que los beben normal.

2- Daño renal

Investigadores de la Universidad de Harvard encontraron que la ingesta de refrescos light a largo plazo causa un 30% de reducción de la función renal. El estudio se centró en las personas que llevan consumiendo regularmente refrescos light durante más de 20 años.

3- Diabetes tipo 2 y Síndrome metabólico

Un estudio publicado en la revista Diabetes Care encontró que el consumo de refrescos light a diario está ligado a un 36% más alto de probabilidad de padecer síndrome metabólico y un 67% de mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2 en comparación con los consumidores de refrescos no dietéticos.

De hecho, los edulcorantes artificiales pueden alterar la conexión intestino-cerebro. Esto puede llevar a un engaño del cerebro, desencadenando en “trastornos metabólicos”. Investigadores de Instituto de Ciencia Weizman de Israel, se sorprendieron al descubrir que los refrescos light pueden alterar los microbios del intestino de manera que aumenta el riesgo de enfermedades metabólicas.

4- Enfermedades cardiovasculares

Investigadores de la Universidad de Miami y la Universidad de Columbia hicieron un seguimiento de más de 2.000 adultos y encontraron que aquellos que bebían refrescos light eran más propensos a sufrir derrames cerebrales o ataques cardíacos. También eran más propensos a morir de enfermedades cardiovasculares.

Este aumento del riesgo se mantuvo incluso después de que ajustaran factores como el tabaquismo, el ejercicio, el peso, la ingesta de sodio, o el colesterol alto; que podían haber contribuido a la diferencia.

5- Peligro pulmonar

Beber refrescos, incluyendo refrescos light, aumenta el riesgo de desarrollar asma y síntomas de EPOC. Cuanto más refresco bebe una persona, mayor es el riesgo.

Un estudio australiano encontró que el 13,3 % de los participantes encuestados con asma y el 15,6% de las personas con EPOC bebían más de dos vasos de refresco al día.

6- Cerebro menos protegido

El aspartamo, un edulcorante artificial común en los refrescos light, parece afectar al sistema de defensa antioxidante del cerebro. Los resultados de un estudio en animales encontró que el consumo de aspartamo a largo plazo conduce a un desequilibrio en el estado antioxidante/oxidante en el cerebro, principalmente a través del mecanismo que implica el sistema dependiente de glutación.

El aspartamo está vinculado a:

  • Migrañas y dolores de cabeza
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Pérdida de memoria a corto plazo
  • Esclerosis múltiple
  • Fibromialgia
  • Pérdida de audición
  • Aumento de peso
  • Fatiga
  • Tumores cerebrales
  • Epilepsia
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Defectos de nacimiento
  • Alzheimer
  • Linfoma
  • Diabetes
  • Artritis
  • Sensibilidades químicas
  • TDAH
  • Parkinson

Entonces, ¿son lo refrescos light malos para la salud? Por supuesto que sí.

  • Los refrescos light no son una alternativa más saludable que los refrescos normales endulzados con azúcar.
  • Los refrescos light no ayudan a la pérdida de peso, al contrario de lo que cree la mayoría de la gente.
  • Los refrescos light están asociados a un daño metabólico, enfermedades de corazón, aumento de peso y otros problemas de salud.

Fuente: Rolloid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *